Educativo · Cirujía de Ojo

LASIK frente a PRK

Tanto el LASIK como la PRK son cirugías oculares con láser eficaces para corregir la visión, pero difieren principalmente en sus técnicas de procedimiento y tiempos de recuperación.

Hecho Verificado: 3 Recursos

LASIK frente a PRK


Tanto el LASIK como la PRK son cirugías oculares con láser eficaces para corregir la visión, pero difieren principalmente en sus técnicas de procedimiento y tiempos de recuperación. El LASIK consiste en crear un colgajo en la córnea para remodelar el tejido subyacente, lo que permite una recuperación rápida y mínimas molestias. En cambio, la PRK elimina toda la capa externa de la córnea, que se regenera con el tiempo, lo que conlleva un periodo de recuperación más largo y más molestias iniciales.

Mientras que el LASIK ofrece una reincorporación más rápida a las actividades normales, la PRK se suele recomendar a pacientes con córneas finas o que realizan actividades en las que un colgajo corneal podría ser problemático. Ambos procedimientos tienen costes similares y un potencial de mejora significativa de la visión, pero la elección entre ellos depende de factores individuales como el grosor de la córnea, las preferencias personales y las necesidades del estilo de vida

Al decidir entre LASIK y PRK para corregir la visión, es importante comprender las diferencias, ventajas e inconvenientes potenciales de cada procedimiento.

Diferencias del procedimiento LASIK y PRK

Las diferencias en las técnicas de procedimiento entre LASIK y PRK repercuten significativamente tanto en la experiencia quirúrgica como en el proceso de recuperación. En el LASIK, el procedimiento comienza con la creación de un fino colgajo en la córnea mediante un láser o una cuchilla de microqueratomo. Este colgajo se levanta cuidadosamente para exponer el tejido estromal subyacente, que luego se remodela con un láser excimer para corregir la visión. A continuación se recoloca el colgajo, donde se adhiere de forma natural y cicatriza rápidamente, a menudo en cuestión de horas. Este método permite una mejora rápida de la visión y un periodo de recuperación más corto y menos incómodo, lo que lo convierte en la opción preferida de muchos pacientes que buscan resultados rápidos y una alteración mínima de sus actividades cotidianas.

Por el contrario, la PRK implica la eliminación completa de la capa externa de la córnea, el epitelio, en lugar de crear un colgajo. Esto deja al descubierto el estroma, que se remodela utilizando el mismo tipo de láser excimer que en el LASIK. Tras la remodelación, el epitelio se regenera gradualmente a lo largo de varios días o semanas, durante los cuales el paciente puede experimentar más molestias y un periodo más prolongado de visión borrosa en comparación con el LASIK. Este enfoque elimina los riesgos asociados al colgajo corneal, pero requiere un tiempo de cicatrización más largo, por lo que es adecuado para personas con córneas finas, propensas a la sequedad ocular o que practican deportes de contacto u ocupaciones que aumentan el riesgo de traumatismos físicos en el ojo.

Diferencias de recuperación y curación entre LASIK y PRK

Los procesos de recuperación y curación del LASIK y la PRK difieren significativamente, debido sobre todo a las técnicas quirúrgicas utilizadas en cada procedimiento. En el caso del LASIK, el tiempo de recuperación es notablemente rápido, en gran parte debido a la conservación del colgajo corneal. La mayoría de los pacientes experimentan una mejora sustancial de la visión casi inmediatamente después de la intervención, y las molestias suelen ser mínimas. El colgajo corneal se cura en pocos días, y la mayoría de los pacientes pueden volver al trabajo y a otras actividades cotidianas al día siguiente. Esta recuperación acelerada hace que el LASIK sea muy atractivo para quienes desean una rápida vuelta a la normalidad.

En cambio, la PRK implica un proceso de recuperación más largo debido a la eliminación completa del epitelio corneal. Tras la PRK, el epitelio necesita tiempo para regenerarse y cicatrizar, lo que puede llevar de varios días a unas semanas. Durante este periodo, los pacientes pueden experimentar molestias más importantes y visión borrosa que con el LASIK. La claridad de la visión mejora gradualmente a medida que se cura el epitelio, alcanzando niveles óptimos normalmente al cabo de un mes. El tiempo de recuperación prolongado y las molestias iniciales de la PRK son compensaciones por eliminar las posibles complicaciones asociadas a un colgajo corneal, lo que la convierte en una opción viable para quienes tienen necesidades específicas de estilo de vida o características oculares.

Idoneidad y riesgos de LASIK frente a PRK

Al considerar la cirugía ocular con láser, la idoneidad para LASIK o PRK depende en gran medida de las condiciones oculares individuales y de factores relacionados con el estilo de vida. El LASIK suele ser adecuado para quienes tienen un grosor de córnea suficiente, ya que el procedimiento requiere crear un colgajo en la córnea. Esto la hace inadecuada para pacientes con córneas finas, que tienen un mayor riesgo de complicaciones relacionadas con el colgajo. Además, los pacientes con una graduación estable, sin antecedentes de síndrome de ojo seco grave y sin otras anomalías corneales significativas son buenos candidatos para el LASIK. Lo prefieren quienes buscan una recuperación rápida por necesidades personales o profesionales.

La PRK se recomienda a menudo a pacientes que no son candidatos al LASIK, como los que tienen córneas finas, sequedad ocular crónica o los que practican deportes de contacto u ocupaciones que suponen un mayor riesgo de lesiones faciales, en las que la dislocación del colgajo podría ser motivo de preocupación. La ausencia de colgajo corneal en la PRK elimina el riesgo de complicaciones del colgajo, lo que la convierte en una opción más segura para estas personas. Sin embargo, ambos procedimientos conllevan riesgos generales, como infección, corrección insuficiente o excesiva de la visión y, en casos raros, pérdida de agudeza visual. La elección entre LASIK y PRK debe hacerse tras una evaluación exhaustiva por parte de un profesional de la visión que pueda valorar los riesgos y beneficios específicos en función de la salud ocular y las necesidades de corrección visual del paciente.

Costes de LASIK frente a PRK

Los costes de las cirugías LASIK y PRK pueden variar mucho en función de factores como la ubicación geográfica, la tecnología utilizada y la experiencia del cirujano. En general, el precio de cada ojo puede oscilar entre 2.000 y 3.000 $, con algunas variaciones superiores o inferiores según la clínica y la región. Estos costes suelen cubrir las consultas previas a la cirugía, la intervención en sí y los cuidados de seguimiento. Es importante tener en cuenta que se trata de procedimientos electivos y que no suelen estar cubiertos por los planes de seguro médico estándar, aunque algunas aseguradoras pueden ofrecer una cobertura parcial si la corrección visual es médicamente necesaria.

Muchas clínicas ofrecen opciones de financiación o planes de pago para ayudar a gestionar el gasto, haciéndolo más accesible para los pacientes. Además, algunos pueden ofrecer precios con todo incluido, que cubren todos los aspectos de la intervención y los cuidados postoperatorios, eliminando costes adicionales inesperados. Al considerar el coste de la cirugía LASIK o PRK, también conviene informarse sobre lo que incluye el precio indicado, como mejoras si la cirugía inicial no corrige perfectamente la visión, así como posibles gastos adicionales por visitas de seguimiento o medicamentos. Asegúrate siempre de que eres plenamente consciente del compromiso financiero total antes de proceder a la intervención quirúrgica.

Requisitos y contraindicaciones de LASIK frente a PRK

Para determinar la idoneidad para LASIK o PRK, deben cumplirse varios criterios que garanticen la seguridad y eficacia del procedimiento. Normalmente, los candidatos deben tener al menos 18 años, una graduación estable durante al menos 12 meses y unos ojos sanos, sin enfermedades como cataratas o glaucoma. También es importante que los posibles pacientes no tengan sequedad ocular grave, que puede agravarse con estas cirugías.

Entre las contraindicaciones de estos procedimientos se incluyen ciertas enfermedades autoinmunes como el lupus o la artritis reumatoide, que pueden afectar a la cicatrización, así como afecciones como el queratocono, en el que la córnea se adelgaza y debilita progresivamente. El embarazo también es una contraindicación debido a los cambios temporales que se producen en las hormonas y la visión. A las personas con graduaciones extremadamente altas se les puede desaconsejar el LASIK o la PRK debido al mayor riesgo de complicaciones o resultados subóptimos. En última instancia, es crucial que un profesional de la visión realice un examen exhaustivo para evaluar si el LASIK o la PRK son adecuados, teniendo en cuenta la salud específica de los ojos del paciente y su historial médico general.

Eficacia a largo plazo y consideraciones sobre LASIK frente a PRK

La eficacia a largo plazo tanto del LASIK como de la PRK suele ser excelente, y muchos pacientes consiguen mejoras significativas y duraderas de la visión. Ambos procedimientos tienen como objetivo remodelar permanentemente la córnea, corrigiendo así errores refractivos como la miopía (visión corta), la hipermetropía (hipermetropía) y el astigmatismo. La mayoría de los pacientes pueden esperar alcanzar una visión de 20/25 o mejor, que es suficiente para la mayoría de las actividades y puede reducir drásticamente o eliminar la necesidad de gafas o lentes de contacto.

Sin embargo, aunque las mejoras del LASIK y la PRK están pensadas para ser permanentes, algunos pacientes pueden experimentar cambios en su visión con el tiempo debido a afecciones relacionadas con la edad, como la presbicia o las cataratas, que no están relacionadas con la cirugía LASIK o PRK original. Un pequeño porcentaje de pacientes puede necesitar un procedimiento de retoque, conocido como mejora, para mantener unos resultados óptimos de visión. También es importante que los pacientes tengan expectativas realistas y comprendan que, aunque la corrección visual con láser puede mejorar drásticamente la visión, no siempre garantiza una visión perfecta. Se recomiendan visitas periódicas de seguimiento con un oftalmólogo para controlar la salud ocular y abordar cualquier cambio en la visión.

Ventajas e inconvenientes de LASIK frente a PRK

Elegir la cirugía correctora de la visión adecuada es crucial para mejorar la vista y la calidad de vida. LASIK y PRK son dos opciones destacadas, cada una con métodos y ventajas únicos adaptados a las distintas necesidades visuales y estilos de vida. Este artículo explora los aspectos significativos de ambos procedimientos, incluidas las diferencias técnicas, los procesos de recuperación, la idoneidad y los riesgos asociados. Al comparar los rápidos tiempos de recuperación del LASIK y la técnica del colgajo con el enfoque sin colgajo de la PRK y su idoneidad para las personas con córneas finas, los posibles pacientes pueden comprender mejor lo que implica cada intervención y cuál puede ser la mejor opción para sus circunstancias específicas.

FunciónProfesionales del LASIKContras del LASIKPRK ProfesionalesContras de la PRK
ProcedimientoMenos invasivo, con un método rápido basado en colgajos.Riesgo de complicaciones del colgajo (por ejemplo, desprendimiento).No se crea colgajo, lo que reduce el riesgo de complicaciones relacionadas con el colgajo.Más invasivo; extirpación completa de la capa epitelial.
Tiempo de recuperaciónRecuperación rápida, a menudo en un día.Efectos secundarios temporales como sequedad ocular y alteraciones visuales.Tiempo de recuperación más largo, la visión se estabiliza gradualmente.Molestia inicial y periodo más largo con visión borrosa.
Confort postoperatorioMolestias mínimas tras el procedimiento.Posibilidad de problemas de colgajo que requieran cuidados adicionales.Sin riesgo de complicaciones del colgajo, a menudo recomendado para quienes tienen córneas finas.Más molestias debido al recrecimiento de la superficie corneal.
Agudeza visualRápida recuperación visual, la mayoría alcanza una buena visión al día siguiente.Los posibles problemas con la cicatrización del colgajo pueden afectar a la visión.Resultados similares al LASIK tras la recuperación completa.Mejora más lenta de la visión, tardando semanas en estabilizarse.
IdoneidadIdeal para pacientes con córneas más gruesas.No es adecuado para pacientes con córneas muy finas o determinados estilos de vida.Mejor opción para pacientes con córneas finas o que practican deportes de contacto.No se recomienda a quienes necesiten una recuperación visual rápida.
CostesGeneralmente similar a la PRK, varía según la localización y la tecnología utilizada.Coste inicial elevado, aunque a menudo existen opciones de financiación.Costes comparables al LASIK, con variaciones similares.Igual que el LASIK, pero los seguimientos adicionales pueden aumentar el coste total.

Cuidados postoperatorios y riesgos de LASIK frente a PRK

Los cuidados postoperatorios son cruciales tanto para el LASIK como para la PRK, a fin de garantizar los mejores resultados posibles y minimizar los riesgos. Tras el LASIK, los pacientes suelen experimentar molestias mínimas y pueden volver a la mayoría de sus actividades habituales en uno o dos días, aunque deben evitar las actividades extenuantes y los entornos que puedan irritar los ojos durante unas semanas. Suelen recetarse colirios para prevenir la infección y la inflamación y para mantener los ojos húmedos. Es importante que los pacientes acudan a las citas de seguimiento para asegurarse de que el proceso de curación progresa bien.

En el caso de la PRK, los cuidados postoperatorios implican un tratamiento más intensivo debido al proceso de cicatrización más largo asociado al recrecimiento de la capa epitelial. Es posible que los pacientes tengan que llevar una lente de contacto vendada durante unos días y utilizar varias gotas oculares para controlar el dolor y prevenir la infección. La visión puede ser borrosa o nebulosa durante las primeras semanas, mejorando gradualmente a medida que el ojo se cura. Las visitas periódicas de seguimiento son cruciales para controlar el proceso de curación y gestionar cualquier complicación que surja.

Ambos procedimientos conllevan un riesgo poco frecuente de complicaciones, pero existen riesgos potenciales. Tanto el LASIK como la PRK tienen altas tasas de éxito, pero es importante que los pacientes comprendan perfectamente los posibles riesgos y sigan al pie de la letra las instrucciones de su cirujano para mitigarlos.

Para elegir entre LASIK y PRK, debes consultar a un cirujano ocular cualificado que pueda evaluar tus necesidades específicas de visión y estilo de vida para recomendarte el procedimiento más adecuado.

Importancia de una consulta gratuita sobre LASIK

Programar una consulta con un médico especialista en LASIK es un paso crucial para cualquiera que se plantee la cirugía ocular con láser. Esta consulta ofrece la oportunidad de realizar un examen oftalmológico completo y una conversación detallada sobre las necesidades visuales y el historial médico del paciente. Durante la consulta, el médico puede determinar si LASIK, PRK u otra forma de corrección visual es la opción más adecuada. Evaluarán el grosor y la forma de la córnea, la estabilidad de la visión del paciente y comprobarán si hay alguna afección ocular que pueda afectar al éxito de la cirugía.

La consulta también permite a los pacientes hacer preguntas sobre la intervención, comprender los posibles riesgos y beneficios, y hablar de sus expectativas. Esta evaluación personalizada ayuda a garantizar que los pacientes tomen una decisión informada y reciban un plan de tratamiento adaptado a sus necesidades específicas. Además, el médico puede proporcionar instrucciones preoperatorias y explicar los cuidados postoperatorios necesarios para lograr los mejores resultados, lo que hace que esta consulta inicial sea una parte indispensable del viaje hacia la mejora de la visión.

Fuentes:

LASIK – Cirugía ocular con láser. (2023, 11 de diciembre). Academia Americana de Oftalmología. https://www.aao.org/eye-health/treatments/lasik

¿Qué es la queratectomía fotorrefractiva (PRK)? (2023, 20 de octubre). Academia Americana de Oftalmología. https://www.aao.org/eye-health/treatments/photorefractive-keratectomy-prk

Referencias

  1. LASIK - Cirugía ocular con láser. December 11, 2023 Academia Americana de Oftalmología.
  2. ¿Qué es la queratectomía fotorrefractiva (PRK)?. October 20, 2023 Academia Americana de Oftalmología.
  3. LASIK vs. PRK: Comprender las principales diferencias. April 05, 2024 Centros oftalmológicos TLC Laser.

¡Programe su consulta LASIK GRATIS!

Ingrese su código postal a continuación y lo conectaremos con el centro de red LASIK.com más cercano.