Preguntas Frecuentes · Cirujía de Ojo

¿Hay olor durante el LASIK?

Aunque muchos piensan que el olor es a "quemado" durante el LASIK, este olor es sólo el resultado de la frecuencia de luz concentrada del láser excimer que altera los enlaces moleculares en las células de la córnea de sus ojos. No se quema. El láser es en realidad un láser de rayo frío.

¿Hay olor durante el LASIK?

Sí, durante la cirugía LASIK, algunos pacientes informan de un olor que a menudo se describe como similar al del pelo quemado o al de un incendio eléctrico. Este olor no se debe a una quemadura real del tejido por el calor, sino que es un subproducto de la interacción entre el láser excimer y el tejido corneal. El láser excimer, utilizado en LASIK para remodelar la córnea, emite luz ultravioleta para eliminar (ablacionar) cantidades microscópicas de tejido corneal mediante un proceso denominado fotoablación.

El término «láser de haz frío» en el contexto de LASIK se refiere al uso de un láser excimer, que es un componente clave en el procedimiento. Los láseres excimer suelen describirse como «fríos» porque, a diferencia de otros tipos de láser que cortan o queman tejidos mediante energía térmica, los láseres excimer funcionan mediante un proceso conocido como fotoablación. Este proceso utiliza luz ultravioleta (UV) para eliminar con precisión (ablación) capas microscópicas de tejido corneal sin generar calor que pueda dañar el tejido ocular circundante.

¿Puede oler cómo le arden los ojos en la cirugía ocular LASIK?

No, aunque muchos piensan que el olor es a «quemado» durante el LASIK, este olor es sólo el resultado de la frecuencia de luz concentrada del láser excimer que altera los enlaces moleculares en las células de la córnea de sus ojos. No se quema. El láser es en realidad un láser de rayo frío.

Durante la cirugía LASIK, los pacientes pueden notar diversas sensaciones, pero es importante comprender que el proceso real de remodelación de la córnea con láser es indoloro gracias a las gotas anestésicas que se aplican previamente en el ojo. Sin embargo, algunos pacientes informan de un olor durante el procedimiento, que a menudo se describe como similar al del pelo quemado. Este olor se atribuye a la vaporización del tejido corneal por el láser. La acción del láser sobre la córnea hace que se elimine una pequeña cantidad de tejido con cada pulso, y este proceso puede producir un olor perceptible.

La sensación de oler a quemado durante la cirugía LASIK, como ya se ha mencionado, puede ser inquietante, pero es completamente normal y no indica que se haya producido ningún daño o error. Este olor se produce por una eliminación muy precisa y controlada del tejido corneal mediante el láser excimer. El láser emite luz ultravioleta para remodelar la córnea, mejorando la capacidad del ojo para enfocar la luz en la retina, lo que corrige la visión. El proceso implica la vaporización de una pequeña cantidad de tejido corneal, que produce el olor que algunos pacientes perciben.

Los puntos clave que hay que entender sobre este aspecto del LASIK son los siguientes:

Comprender estos puntos puede ayudar a aliviar cualquier preocupación o temor sobre la cirugía LASIK. La presencia de un olor a quemado es una parte normal de la acción del láser sobre el ojo y no indica ningún problema con el procedimiento. La tecnología LASIK ha avanzado significativamente, ofreciendo un alto grado de precisión y seguridad, lo que la convierte en una opción popular para corregir los problemas de visión. Los pacientes que estén pensando en someterse a una intervención LASIK deben hablar con su cirujano para conocer a fondo el procedimiento, qué esperar y cómo prepararse para una experiencia quirúrgica satisfactoria y sin complicaciones.

¡Programe su consulta LASIK GRATIS!

Ingrese su código postal a continuación y lo conectaremos con el centro de red LASIK.com más cercano.